Jon Rahm sufre con los bunkers y acaba en el puesto 11 pero con una gran sonrisa

“Tengo la sensación de haber jugado tres torneos distintos en una semana. El jueves empecé muy bien, me puse líder y acabé mal. El viernes al contrario. Ayer estuve a buen tono. Y hoy, pues, en los hoyos más fáciles iba cuatro sobre par y luego en el resto de la vuelta he hecho el par. No creo que muchos jugadores hayan jugado al par los últimos 14 hoyos”. Dijo Rahm

Lamentablemente en algunas facetas de este torneo ( Open birtanico ) las sacadas de bunker para Jon Rahm no fueron muy alentadoras, enterró sus ilusiones en la última jornada de este torneo gracias a estas trampas de arena. En el hoyo uno y en el hoyo 5, un par 4 donde los jugadores podían llegar a el green de un golpe y donde jugadores como Koepka hizo un Eagle, Rahm se topó con dos trampas de arena y en ninguna logro sacar la bola de primer golpe; se le complicaban las cosas…

Sin posibilidades de llegar a tocar el segundo puesto de Tommy Fleetwood, con Lowry a kilómetros de ventaja y bajo la fuerte lluvia, Rahm peleó por entrar en los 10 primeros puestos del Open. Le faltó un golpe. “Iba pensando en llegar a cinco bajo par y que entraría. Pero, bueno, al fin y al cabo quedar undécimo da un poco lo mismo”.

Finalmente, tuvo unas palabras de halago a Lowry. “Es un verdadero campeón. En estas condiciones de viento y lluvia ganar el torneo es algo verdaderamente meritorio”.