«El fenómeno Scheffler» se intenta explicar de muchas maneras.

«El fenómeno Scheffler» se intenta explicar de muchas maneras. La explosión de Scottie Scheffler, reciente campeón del Masters y de cuatro torneos en el lapso de las últimas ocho semanas, en seis torneos disputados, se aduce a factores como su juego, su caddie, y también sus palos. 

“Crecí jugando con palos Nike como Tiger, así que me atraían especialmente”, dijo Scheffler recientemente a Golf Digest. “Pensé que si estaba usando esos hierros, tenían que ser bastante buenos. Los probé el invierno pasado y descubrí que podía ajustar el vuelo un poco más con estos que con lo que estaba jugando. Podría volar estos hierros tanto más bajo como más alto que mis hierros anteriores, por lo que me da más opciones para llegar a los greens”.

Como sabemos, Nike ya no fabrica palos de golf. ¿La solución? Fruto de su reciente alianza de patrocinio con TaylorMade, la marca trabajó en la fabricación de los hierros TaylorMade P7TW de Scheffler, que tienen varillas True Temper Dynamic Gold X100 y ‘grips’ Tour Velvet de Golf Pride. 

Durante toda la semana, Scheffler mostró un toque hábil, incluido el domingo cuando hizo un ingenioso movimiento hacia arriba y hacia abajo en el primer hoyo antes de un lanzamiento para birdie en el hoyo 3, donde tiró hacia la colina frente al green, hizo saltar la bola y que rodara hacia el agujero. Scheffler usa wedges Titleist Vokey SM8 con varillas True Temper Dynamic Gold Tour Issue S400, incluido un modelo WedgeWorks de 61 grados que usa casi exclusivamente alrededor de los greenes. 

Que Scheffler tenga un juego corto tan sólido no sorprende. Cuando era joven, a menudo «heredaba» palos de segunda mano de profesionales del PGA Tour como Anthony Kim y Justin Leonard en su club local, Royal Oaks, en Texas.

La forma en que Scheffler probó su driver TaylorMade Stealth Plus de 8 grados también le sirvió de mucho, particularmente durante las condiciones de brisa del sábado. Scheffler dice que después de probar el Stealth Plus en el ‘range’ y hacer que pasara «la prueba de la vista», siguió su curso y probó con un viento en contra de 30 millas por hora. “Ese fue un buen ambiente para probar”, dijo. “Las pruebas en el ‘range’ son muy diferentes a las pruebas en el campo”.http://www.PGA.com

La bola que usa Scheffler es la Pro V1 de Titleist, que marca con dos pequeños puntos verdes y una línea negra. También usa solo números altos (del 5 al 8), para lo que tiene una muy buena razón: “Es más fácil de identificar (…) He golpeado la bola equivocada demasiadas veces”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.